¡Feliz día de la protección de datos!

Queremos recordar la evolución que ha sufrido la protección de datos que tan presente tenemos en nuestra vida diaria, y que ha cobrado una gran importancia en el ámbito europeo.

Hoy, 28 de enero, se celebra el Día Internacional de la protección de datos. La asignación de este día tuvo lugar con motivo de la firma del Convenio 108 del Consejo Europeo para la protección de datos personales en sistemas automatizados. Así pues, en el año 2006, el Comité de Ministros, declaró el día 28 de enero como el “Día de la Protección de Datos”.

En primer lugar, cabe felicitarse porque haya sido designado un día conmemorativo a tal efecto, lo cual refleja la importancia que esta materia ha adquirido en la sociedad actual. Sin embargo, la protección de datos no es algo que haya surgido con el temido Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD), ni siquiera con la Ley Orgánica de Protección de Datos de 1999, sino que estamos ante un derecho fundamental recogido en la Constitución Española de 1978.

Desde nuestro punto de vista, la mejor manera de festejar este día es echando una mirada al pasado, para repasar el camino que ha recorrido la protección de datos desde su nacimiento hasta la actualidad. En definitiva, con este post queremos recordar la evolución que ha sufrido la protección de datos que tan presente tenemos en nuestra vida diaria, y que ha cobrado una gran importancia en el ámbito europeo,

1. Una breve mirada al pasado.

La protección de datos surgió en Europa con el objetivo de lograr un equilibrio de posiciones entre los interesados y los organismos que recaban y tratan sus datos personales, de manera que el titular de estos datos pudiera elegir qué datos desea comunicar, cuándo y a quién.

Como hemos mencionado anteriormente, en la Constitución Española ya se preveía la protección de datos. Si bien no fue hasta 1992, cuando se desarrolló el primer texto normativo regulador, por medio de la Ley Orgánica 5/1992, de 29 de octubre, de regulación del tratamiento automatizado de los datos de carácter personal, más conocida como la LORTAD, la cual tenía delimitado su ámbito de aplicación a los datos de carácter personal que figuraban en ficheros automatizados.

Posteriormente, la LOPD de 1999 supuso un mayor desarrollo normativo de la materia que nos ocupa, convirtiéndose en una de las leyes más estrictas a nivel europeo en cuando a protección de datos. Como ejemplo, esta Ley estableció una estructuración de los diferentes tipos de datos en tres niveles: básico, medio y alto.

2. La Protección de Datos en la actualidad.

Hoy en día, la rápida evolución tecnológica y la globalización han planteado nuevos retos para la protección de datos, y que han acabado por materializarse en el Reglamento Europeo (UE) 2016/679, de 27 de abril de 2016, (en adelante, RGPD), el cual entró en vigor el pasado día 25 de mayo de 2018, y que regula la protección de datos personales en el ámbito europeo.

Debido a la suma importancia que tiene la protección de datos en los tiempos que vivimos, el RGPD ha tenido que introducir varias novedades orientadas a garantizar de la manera más completa y segura posible la defensa de estos datos.

Consecuencia de ello, los organismos encargados de recabar datos personales, deben cumplir unos requisitos más rigurosos en lo que al deber de información se refiere. Además, para lograr un marco más sólido y coherente, el Reglamento reconoce a los interesados dos nuevos derechos: el derecho a la limitación del tratamiento y el derecho a la portabilidad de los datos, además de la posibilidad de presentar una reclamación ante la Autoridad de Control competente.

Además, para resaltar la relevancia de la homenajeada en el presente, a través de la normativa europea se impone a todas las entidades la obligación de llevar a cabo un análisis completo de los riesgos para verificar que cumplen con los requisitos en materia de seguridad de los datos personales, y también, en determinados supuestos, la obligación de realizar una evaluación de impacto para valorar la incidencia que pueden tener los tratamientos que llevan a cabo en la protección de datos.

Unidas a las mencionadas obligaciones, encontramos también aquellas en materia de responsabilidad por las infracciones cometidas, las cuales pueden verse resumidas en un fuerte incremento de las multas administrativas en los casos de infracción del Reglamento, pudiendo llegar hasta los 20 millones de euros, convirtiéndose en las más altas del espacio europeo.

En el ámbito español, el RGPD ha llegado a convivir simultáneamente con la antigua LOPD de 1999, y con su Reglamento de Desarrollo 1720/2007, y lo hace actualmente con la nueva Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales, que nace como resultado de la transposición del Reglamento a la legislación española.

Esta nueva LOPD pone de manifiesto la gran relevancia que pretendemos señalar en el día de hoy, dada la realidad omnipresente en la que se ha convertido Internet, tanto en nuestra vida personal como colectiva. En este sentido, dedica su Título X a reconocer un elenco de derechos de naturaleza digital a los ciudadanos conforme al mandato establecido en la Constitución.

3. Conclusiones y expectativas de futuro.

Como hemos podido comprobar, el privilegio de disfrutar de un día conmemorativo, no es en vano, dada la suma importancia que ha adquirido la protección de datos a lo largo de las dos últimas décadas. Comenzó como breve referencia, y ha llegado a contener numerosos textos legales dedicados exclusivamente a regularla.

Desde H&A estaremos atentos a cualquier novedad o cambio que pueda surgir en su normativa reguladora que, de acuerdo con sus antecedentes, seguramente serán muchos.

Conoce nuestros servicios en
Protección de Datos y Derecho Digital

Joaquín Abajo

Abogado.

Contenidos relacionados

Más en derecho de las TIC

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del tratamiento: HERRERO & ASOCIADOS, S.L.

Finalidad del tratamiento: Publicar su comentario sobre la noticia indicada.

Derechos de los interesados: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y limitación del tratamiento, mediante un escrito, acompañado de copia de documento que le identifique dirigiéndose al correo dpo@herrero.es.

Para más información visita nuestra Política de Privacidad.

*Los campos marcados con el asterisco son obligatorios. En caso de no cumplimentarlos no podremos contestar tu consulta.

No hay comentarios